Lentilla

Si eres usuario de lentes de contacto y quieres seguir siéndolo por mucho tiempo, aquí tienes 10 cosas que debes evitar:

  1. NO uses tus lentillas si tu ojo está inflamado, irritado, etc. pues agravarías el problema
  2. NO intercambies tus lentillas con otra persona, están ajustadas a las medidas de tu ojo. Además puedes tener riesgo de infección.
  3. NO duermas con tus lentillas pues se reduce el aporte de oxígeno y de lágrima en los ojos.
  4. NO debes adquirirlas por internet pues el ojo está en continua evolución y debes acudir a revisiones periódicas de tu óptico por si se produjeran cambios tanto de graduación como de curvatura.
  5. NO utilices agua pues contiene microrganismos y pueden producir infecciones. Debes limpiarlas y mantenerlas con productos adecuados para cada tipo de lente.
  6. NO debes frotar el ojo si te entra un cuerpo extraño como puede ser polvo, arena, etc. Quítate la lentilla, échate lágrima artificial para que el cuerpo extraño pueda salir y aclara la lentilla.
  7. NO utilices tus lentillas si estás tomando algún medicamento que pueda variar el metabolismo ocular (tranquilizantes, adelgazantes, colirios, anticonceptivos, etc.)
  8. NO las uses más de 8 horas si quieres mantener el ojo en perfecto estado.
  9. NO rellenes el estuche donde guardas las lentillas. Utiliza líquido de mantenimiento nuevo todos los días para evitar infecciones.
  10. NO utilices tus lentillas más días de los recomendados. El material se endurece y no deja pasar el suficiente oxígeno para mantener el ojo en óptimas condiciones.

Y si tienes alguna duda, ya sabes, contacta con nosotros y te asesoraremos.